El Mercado Global
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cómo elegir perfume

shutterstock_221862415(FILEminimizer)

En esta ocasión hablaremos sobre cómo debemos elegir el perfume. El famoso Jean Paul Gaultier dice que el perfume es la manera más importante para el recuerdo. Creemos que no le falta razón, pues muchos hemos perseguido aquel aroma que olimos un día y no encontramos, porque, entre otras cosas no nos acordamos de la marca.

Existen más razones. Los perfumes no huelen siempre igual. Van a variar dependiendo de la persona. Algo que es importante, como nos dicen los profesionales de laboratoriossyrch.com, los perfumes no huelen siempre igual, van a variar dependiendo de la persona. La piel es fundamental, además de otros factores ambientales.

El olor personal

Existen una serie de factores que terminan determinando el olor corporal. Sabemos que los mamíferos cuentan olores corporales, que son los que se determinan de forma genética. A estos se les denomina odortipos, los cuáles actúan como etiquetas olfativas, lo que ayuda a que se distingan los propios individuos.

El odortipo va a depender de los genes, pero en los olores va a influir la flora bacteriana de forma individual, especialmente en las zonas que se suda más, caso de las ingles y las axilas.

El pH de tu piel influye

Los grados de acidez en la piel influyen en gran medida en la reacción de los ingredientes que tiene una fragancia con el cuerpo. Las fragancias pueden oler de manera directa de una piel alcalina cuenten con pH7 o superior, puesto que se suelen testar en pH ácidos. Es fundamental probarlas en la piel antes de comprarlas.

Piensa, que el olor de las fragancias es más genuino si contamos una piel ácida con un pH de entre 4 y 7 a si la tenemos ácido con un pH superior a 7, puesto que va a ser más variado dependiendo de la idea del creador.

No es que el pH en sí lo que hace es modificar el olor de la fragancia, sino la reacción de los químicos del perfume con el propio pH.

¿Cuál es el perfume que va a ir mejor esta clase de piel?

Cuando se elige el perfume lo mejor es guiarse por el tipo de piel. Vamos a ver:

Piel grasa

Aquí termina por reaccionar de manera más fuerte ante los perfumes, por lo que es una elección segura que siempre van a ser las fragancias que sean suaves y frescas. Pensamos que el olor se intensifica con la piel grasa.

Debes saber que las pieles grasas cuentan con una química bastante más activa y donde se interacciona más con los perfumes. Por ello, lo mejor es elegir para el día olores suaves y ligeros, huyendo de los almizclados.

Piel seca

Ocurre al contrario que la piel grasa, donde la piel seca no proyecta olores y la intensidad de las materias primas va a durar menos que sobre la piel, por lo que el mejor aliado para las mismas serán los perfumes intensos y especiados.​

Otra de las opciones serán las fragancias amaderadas o florales, que van a ser más duraderas. Para ello hay que utilizar perfumes con bastante graduación alcohólica.

​Piel mixta

La que mejor pega con muchos perfumes. Aquí el pH de la piel y su nivel de grasa se compensa, por lo que el aroma del perfume no se verá demasiado alterado.

Piel sensible

Debemos atender bien con esta clase de piel. Para ello huyamos de elevados niveles de alcohol y busquemos un perfume que sea natural. De igual forma probemos en una pequeña zona de nuestro cuerpo de tal forma que no tengamos irritaciones.

Más factores que pueden afectar

Además de la piel, si queremos acertar con el perfume, lo mejor es no olvidarnos de más factores que pueden tener una gran influencia en nuestro olor final. Además de las combinaciones de notas aromáticas, hay otros como la húmedas en el ambiente, la temperatura o el ritmo de vida que haya donde estemos, hasta la percepción de la persona que pueda llevar el perfume.

La alimentación también influye de manera importante, ya que va a influir de forma directa en el olor corporal y lo que hace es alterar las fragancias. Los perfumes huelen diferentes de una a otra persona dependiendo de la dieta que haya y zona geográfica.

La evolución de un perfume en la piel

Cuando probamos un perfume hay que hacerlo sobre la piel, pues es cuando se puede percibir en todas las facetas. En el momento en que se huele una fragancia, primero se debe detectar las notas de salida, pues son las moléculas de mayor volatilidad y que se liberan de forma repentina.

No te olvides que, aunque se encuentren presentes en el primer momento, se pueden oler de forma clara las notas de fondo, pues como son moléculas más grandes y pesadas, tardan más en liberare, pero pueden llegar a quedarse en nuestra piel días.

Cómo puede ser más efectivo un perfume

Vamos a saber más sobre esto:

Identificar los puntos estratégicos

En cuanto se acierta con el perfume que mejor nos va, se pueden aplicar otros trucos efectivos. Existen puntos estratégicos que nos ayudan a lograr una fragancia única en cada persona o que dure más después de su aplicación. La muñeca por ejemplo es una zona que ayuda a que se evapore rápido el perfume.

Las fragancias pueden marcar diferencias en cada uno de nosotros, por lo que se puede decir que nos hacen únicos. Por todo ello se debe encontrar la forma de aplicarlo como mejor pueda encajar con nosotros mismos. Algunos prefieren que se rocíe en la ropa, pelo o en un pañuelo.

Otras zonas interesantes son detrás de orejas, tobillos, en el escote o detrás de las rodillas. Sí que es cierto que algunas pueden tener gran sensualidad en distancias cortas, aunque cuando se quiere realmente dejar huella, la parte de la nuca es la ideal.

¿Qué opinión hay sobre la lluvia atomizada?

En vez de que se aplique en zonas en concreto, podemos antes de vestirnos vaporizar en el aire del perfume y colocarse debajo, lo que acentuará la dispersión con un giro, como si fuera un paso de baile para ser depositado de manera suave sobre el cuerpo, pero hay que cerrar los ojos para evitar que pueda penetrar en los mismos.

Más consejos

En el sector de los perfumes, además de la clase de piel, la evolución del perfume o conocer los puntos más estratégicos, hay más trucos para el disfrute de una fragancia.

No debemos frotarnos las muñecas. Hablamos de un gesto que, cuando nos ponemos un perfume, no se recomienda. Pensemos que las composiciones de los perfumes tienen gran delicadeza y hay muchas materias primas. Si se quiere preservar el aroma, lo mejor es que se aplique sobre la piel que esté expuesta al aire y se dejen secar por sí misma.

Precauciones

Se debe evitar la aplicación del perfume a la piel cuando se sufran eczemas alérgicos o dermatitis atópica. De la misma forma debemos evitar el uso si vamos a exponernos al sol, pues en algunos casos puede provocar dermatitis o diversas quemaduras superficiales.

Hay que saber dejarse llevar por la fragancia, sin que haya que mirar el género. Un buen perfume va a ser el que más te guste, así de sencillo.

Históricamente se asociaban los aromas fuertes y aromáticos a los hombres y los más dulces a las mujeres, algo que ahora carece de importancia el que se catalogue para hombre o mujer, lo fundamental es que nos guste.

Hay que sentirse reflejado con el olor que vamos a desprender. El perfume es un gran aliado, por lo que otro aspecto importante a valorar es nuestra personalidad, para quienes sean atrevidos las esencias fuerte y las que sean más presumidas, las dulces.

Eso sí, no hay mejor guía para poder elegir el aroma que la intuición. El ahora que más te guste debe ser el que elijas.

Consérvalo bien

En este sentido, lo mejor que se puede hacer para preservar el perfume es protegerlo de los diferentes cambios de temperatura o de la luz del sol. En los baños hay cambios de humedad o de temperatura, por lo que no es el mejor sitio para contar con ellos. La habitación es la mejor opción.

Unificación de fragancias

Cuando no se quieren mezclar olores y se quiere sellar durante más tiempo la fragancia que nos gusta sobre la piel, lo mejor es optar por complementos de perfume que nos oferte la propia marca, como los geles de ducha o leche corporal.

No nos olvidemos que la fijación de los perfumes obtiene notas de fondo. Cuando se elige una fragancia veraniega hay que optar por los cítricos, que son de lo más volátiles, por lo que si queremos que haya fijación, deberán tener notas amaderadas que tienen gran eficacia y son de lo más habituales.

Deseamos que después de este artículo te hayan quedado claras las opciones para elegir un perfume de la mejor manera, lo que siempre te ayudará a acudir a cualquier lugar o evento de la forma más segura y con garantías.