¿Cómo hacer el equipaje para viajes largos?

¿Cómo hacer el equipaje para viajes largos?

Los viajes largos son una aventura desde el primer momento; ya sea un viaje de estudios, de trabajo o de turismo, todos tienen en común un aspecto, el equipaje. Hacer equipaje suele ser una de las partes menos divertidas de planear un viaje, sin embargo, es un factor muy importante para que este sea placentero.

Cuando nos referimos al disfrute, no estamos pensando solamente en un viaje de placer sino a uno que a final de cuentas nos sea agradable, cómodo y del que podamos sacar experiencias positivas, sin importar cual es el motivo que nos lleva a viajar.

Para que un viaje sea agradable no sólo debemos contar con buen alojamiento o comida, un aspecto fundamental para poder estar cómodo a lo largo de un viaje, es contar con todo lo necesario para adaptarnos al lugar donde iremos, por lo que hay que tomar en cuenta el tipo de clima, las opciones recreativas, la estación y todo lo que pueda ser un factor que pueda alterar la estadía en el lugar de destino.

Hay muchos factores que deben considerarse a la hora de emprender un viaje largo y para saber qué se debe empacar y evitar malos ratos en el lugar de destino, hemos contactado con Star Cargo, quienes cuentan con más de 15 años de experiencia en transporte aereo, maritimo y terrestre de equipaje, por lo que compartieron con nosotros las siguientes recomendaciones.

¿Qué llevar en el equipaje?

Planificar el equipaje para un viaje largo, ya sea uno que dure 3 semanas, 1 mes o 6, o mucho más tiempo, es muy importante tomar en cuenta las características propias del lugar de destino, tanto a nivel de salud, como a nivel legal.

Hay países que requieren de una vacunación especial, así como también alguna documentación específica, ya sea una visa, una carta de invitación o algo tan simple como una licencia especial para poder conducir, es importante saber qué necesitamos para que nuestra llegada sea lo más tranquila posible, por lo que empezaremos con este punto tan importante a considerar

  1. Documentos que se deben tener a la mano

Lo primero que hay que hacer para solventar este punto, es -como mencionamos antes- hacer una investigación de lo que se necesita para entrar al país y hacer los trámites para conseguirlos en su totalidad, sin embargo, hay algunos que podemos recomendar se tengan al día, sin importar el destino final del viaje, estas son:

  • Cartilla internacional de vacunación: en esta deben constar todas las vacunas que se tienen colocadas. Servirá para que los médicos tengan toda la información necesaria en caso de urgencia y para poder entrar en algunos países en los que estas son un requisito, es importante que se investigue si el país destino tiene una lista de vacunas específicas, para que sea colocada y evitar que esto sea un problema a la hora de la llegada.
  • Permiso Internacional de Circulación: Si el viaje es fuera de la unión europea, es fundamental tener este documento para poder conducir, ya sea un coche o una moto. Las compañías de alquiler solicitan este certificado para poder acceder a sus servicios y en caso de que no sea así, el riesgo de multa por parte de las autoridades, es bastante elevado. Contar con este permiso, evita dolores de cabeza y preocupaciones innecesarias.
  • Seguro de viaje: Cuando hablamos de un viaje largo, es importante tomar en cuenta los imprevistos de salud que pueden presentarse, una caída, un golpe, una emergencia odontológica o clínica, son cosas que no se pueden planificar. Por lo que lo ideal es contar con un seguro durante ese tiempo, es una manera maravillosa de protegerse.

Otra recomendación importante es realizar un respaldo digital y físico de la documentación de la que ya hemos hablado, así como también de las reservas de hotel, boletos aéreos, marítimos o terrestres (según sea el caso). Esto se recomienda porque los accidentes ocurren, y si hay algún inconveniente con la documentación que llevas a la mano, lo ideal es tener copias físicas almacenadas en otro equipaje, así como tener copias digitales, ya sea en los correos electrónicos o en los dispositivos móviles.

También contar con un pequeño botiquín de primeros auxilios, pues los accidentes ocurren y hay cosas que no necesitan de asistencia médica, por lo que basta con tener a la mano un termómetro, sales hidrantes en caso de deshidratación, tiritas, algo de ibuprofeno (junto a los medicamentos que consumas por línea general), unas tijeras y poco más, es suficiente para un viaje.

  1. Ropa y calzado para períodos largos

En este punto es muy importante investigar el clima que tiene el lugar de destino, si tienen estaciones, si por línea general hace calor, si llueve constantemente. Otro factor a considerar es el tiempo que durará el viaje, pues conocer esto es fundamental pues de eso dependerá la ropa que se deberá empacar, y también los tipos de ropa.

Digamos que el viaje comienza en el verano pero durará hasta bien entrado el invierno, necesitarás tanto ropa ligera y fresca para los meses de calor, como ropa térmica que te proteja de las bajas temperaturas.

En el caso del calzado, es importante como mencionamos antes, adaptar lo que se llevará al lugar, no sirve de nada tener dentro del equipaje botas de invierno, cuando la estancia en el lugar será durante el verano. Sin embargo, recomendamos que para viajes largos se tenga a la mano buenos zapatos deportivos que puedan utilizarse ya sea para ir a la playa, como para pasear por la ciudad, contar con zapatillas de estar en casa y evitar trasladar calzado que usualmente no se utilice.

  1. Equipos electrónicos

En la actualidad viajar sin equipos electrónicos es casi imposible, ya que los móviles, portátiles, tablets, cámaras, son fundamentales. Ya sea por viajes de placer, estudio o trabajo, siempre serán necesarios, por lo que es indispensable adquirir adaptadores de enchufes, pues no todos los países cuentan con el tipo de enchufes que tenemos en España.

Para ello lo recomendable es investigar qué tipo de enchufe se utiliza en tu lugar de destino, ya que es la mejor forma de asegurarte de que el adaptador que estás comprando es el indicado. A su vez, se recomienda que el equipo móvil que llevarás sea liberado, pues de esta manera podrás insertar una tarjeta SIM de alguna compañía telefónica local, lo que te permitirá estar en comunicación con tus seres queridos, utilizar las aplicaciones móviles locales y el GPS para evitar perderte en un ambiente que no conoces.

  1. Productos de higiene personal

Cuando se trata de un viaje largo en el que te mantendrás en el mismo lugar, como un viaje de trabajo o de estudio, lo ideal es contar con un pequeño neceser de viaje en el que tengas envases pequeños de champú, enjuague, jabón, pasta de dientes, cepillo dental, peines o cepillos para el cabello, desodorante y crema hidratante.

Esto para que durante los primeros días siguientes a la llegada tengas cómo cumplir con tu rutina diaria, mientras haces las compras para un tiempo más largo. Este neceser se recomienda tenerlo dentro del equipaje de mano, de esta manera puede utilizarse en los aeropuertos sin problema.

  1. Equipaje de mano

En este deben ir las cosas de valor como los dispositivos móviles con sus respectivos cargadores, documentación necesaria para la salida del país de origen y de llegada, el neceser de productos de higiene personal, una muda de ropa extra por si acaso ocurre un accidente o hay un retraso que implique pasar una noche en el aeropuerto u hotel cercano, libros, cobija y almohada.

Lo importante es que en el equipaje de mano tengas lo que es fundamental, sin sobrecargar el mismo y sin excederse con los elementos, pues se debe recordar que el peso de este es mucho menor que el de un equipaje que no va en la cabina.

  1. Protege tu equipaje

Lamentablemente hay muchos casos en los que los equipajes que no van en cabina son violentados durante los traslados, para ello, lo ideal es contar con algún elemento de seguridad, ya sea un candado o una malla metálica de protección. Asegúrate de que en cualquiera de los casos tengas las llaves para abrirlas a buen resguardo, además, se recomienda identificar las maletas, ya sea con las etiquetas que usualmente vienen con ellas o las que ofrecen las aerolíneas.

Los viajes largos son una oportunidad de aprender, conocer y disfrutar de una cultura distinta a la propia, por lo que lo importante es que el proceso sea placentero desde la planificación del mismo hasta la llegada al lugar de destino. Por lo que lo ideal es que la organización de todo lo que necesitamos se realice con tiempo, para así evitar errores que pueden provocar inconvenientes.

La organización del equipaje requiere la atención del viajero para asegurarse de que lleva todo lo que necesita y en caso de no poder llevarlo todo, saber qué debe adquirir al momento de su llegada al lugar de destino

Deja una respuesta