Cómo tener tu furgoneta a punto

Cómo tener tu furgoneta a punto

Si tienes una furgoneta y quieres utilizarla durante el mayor tiempo posible tendrás que cuidarla al máximo y seguir los consejos básicos de mantenimiento. Estos son similares al resto de vehículos, pero si no los conoces en este artículo vamos a darte los consejos que te permitirán tener tu furgoneta siempre a punto y que incluso siguiéndolos a rajatabla harán que tu vehículo dure más tiempo en condiciones óptimas. 

· Revisa el nivel de los líquidos 

Que tu vehículo tenga los niveles adecuados de líquido refrigerante, aceite, limpiaparabrisas y frenos es fundamental. Si no sabes cómo comprobar los niveles te lo explicamos a continuación. 

· Comprobar el nivel de aceite. Tienes que estacionar en una superficie plana y esperar a que se enfríe el motor para poder revisar el nivel de aceite de tu furgoneta. Coge la varilla de medición, límpiala con un papel o trapo y vuelve a meterla hasta el final. Cuando la saques te tendrás que fijar en las muescas o marcas de la varilla y hasta dónde se ha manchado de aceite. Si se encuentra entre el mínimo y el máximo no te preocupes, está todo correcto. Y si no llega al mínimo deberías rellenar el aceite. 

· Como saber si el nivel de anticongelante es el adecuado. Lo primero que tendrás que hacer es encontrar el tanque del líquido anticongelante en tu furgoneta y esperar a que el motor se enfríe. Una vez frío mira el depósito, suele tener dos marcas, la de mínimo y la de máximo así que si le falta tendrás que echar más líquido anticongelante. 

· ¿Tengo el líquido de frenos en buen nivel? El proceso de comprobación también es muy sencillo, ya que todos los vehículos suelen tener marcas de mínimo y máximo. Aunque en este caso también hay que mirar bien el color, si tiene un color marrón deberías cambiar el líquido. En este caso mejor dejar la tarea a un especialista en la materia. 

· En el caso del líquido limpiaparabrisas es muy sencillo si enciendes los limpia y no sale líquido tienes que rellenar el depósito. Además, en caso de que sea necesario rellenarlo no te debes preocupar ya que no afectará a la mecánica de tu vehículo, pero si a tu visibilidad. 

· El motor es muy importante 

El motor es una de las partes fundamentales de cualquier vehículo. Y si se estropea puede ser un gran dolor de cabeza porque su cambio suele salir bastante caro. “La mejor opción si es necesario cambiar el motor de una furgoneta es con un motor de segunda mano, ya que son de calidad y mucho más asequibles que los nuevos”, indican desde Motores de furgoneta

No obstante, seguro que no quieres llegar hasta el punto de tener que cambiar el motor. Para evitarlo, tendrás que cuidarlo. Y los mejores consejos son:

  • Realizar una conducción segura, evitando acelerar y frenar bruscamente 
  • Nunca apures el combustible y llegues al mínimo 
  • Cambia el aceite con regularidad 

· Comprueba los neumáticos 

Los neumáticos son otra pieza clave de cualquier vehículo. Para comprobar el estado de los neumáticos hay que tener en cuenta dos cuestiones. La primera de ellas es la presión de las ruedas de tu furgoneta, deberás consultar cuál es la presión adecuada según el fabricante de tu vehículo. Y revisar la presión en cualquier gasolinera. Y en función de los indicadores actuar. También tendrás que mirar el dibujo de los neumáticos, deben tener una profundidad mínima de 1,6 mm. 

Además, los expertos recomiendan cambiar de neumáticos cada 40.00 o 50.000 kilómetros, en el caso de ruedas de calidad. Mientras que si los neumáticos son de baja calidad los especialistas en automoción indican que lo mejor es cambiarlos cada 10.000 kilómetros. 

· Revisa que todas las luces funcionen bien 

Para una correcta conducción, para poder ver y ser visto en la carretera, deberías tener en funcionamiento todas las luces de tu vehículo. Así que revisa que funcionen bien las luces de tu furgoneta y en caso de fallo lo más habitual es que el faro se haya fundido, por lo que acude a tu taller de confianza para cambiarlas y que pongan una luz nueva. 

También es muy importante que en cuanto aprecies que tu furgoneta hace un ruido extraño o tengas indicios de avería no te demores en visitar a tu taller de confianza. Ya que si un pequeño problema lo pillas a tiempo puede que la factura sea mucho menor que si tienes que arreglar un problema grave.

Deja una respuesta