El Mercado Global
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Consejos para tener la cocina impecable

IMG-20240324-WA0019_23_11zon

En la cocina es habitual encontrar grasa, durezas que se van pegando en las superficies de los utensilios o restos de alimentos.

En este artículo te explicamos las mejores recomendaciones para limpiar la cocina y mantenerla impoluta durante más tiempo.

Preparar los productos de limpieza

Antes de limpiar la cocina, prepara los productos de limpieza como el quitagrasas, el friegasuelos o el vinagre. También puedes utilizar unos guantes para proteger tus manos.

Limpiar la placa

Para limpiar la placa de cocción vitrocerámica a fondo puedes utilizar el producto específico habitual. Pero, si hay manchas que persisten aplica una pasta de bicarbonato y vinagre, deja que actúe unos 10 minutos y rasca con la rasqueta. Por último, aclara con una bayeta.

«Evita siempre productos abrasivos como lejía o amoniaco, así como estropajos verdes o de metal. Si la placa cuenta con algún elemento de acero inoxidable, tampoco se deben utilizar productos con cloro, ya que éstos podrían corroer esas partes», informa La Vanguardia.

Limpiar el horno

Si tu horno tiene la función pirólisis, ahora es el momento de utilizarla. Es programa de limpieza es capaz de carbonizar la suciedad y los restos de grasa que después se recogen convertidos en cenizas.

Pero, si tu horno no incluye pirólisis, puedes limpiarlo aplicando una mezcla de bicarbonato, agua y vinagre a las paredes. Te aconsejamos que actúe durante toda la noche y aclara después con una bayeta.

Limpiar la campana extractora

Retira los filtros para limpiar el interior, después pulveriza con un producto antigrasa, deja actuar y retira con una bayeta. Si quieres usar un producto antigrasa casero, solo tienes que mezclar agua y amoniaco y añadir un poco de jabón lavavajillas.

Coloca una olla en el fuego con agua para que el vapor ayude a que la grasa de la campana extractora se ablande.

Para limpiar la parte exterior puedes utilizar agua caliente y jabón. Para limpiar los filtros, lo mejor es meterlos en el lavavajillas o déjalos a remojo en agua con jabón.

Eliminar la suciedad de la nevera

Vacía la nevera y extrae todos los elementos como baldas, cajones, soportes, etc. Friégalos con agua caliente y jabón.

Después limpia el interior con una bayeta, pero si tiene un olor desagradable, puedes pulverizar con vinagre diluido en agua. ¡Por último, vuelve a colocar los elementos que has sacado!

Limpiar las superficies de acero inoxidable

Para eliminar las marcas y huellas de dedos de las puertas de la nevera, puedes usar para limpiarlo un producto específico para acero inoxidable. También te recomendamos limpiar la superficie con una mezcla de aceite de oliva y zumo de limón.

Limpiar las paredes

Los profesionales de Hidrotech Bordallo, expertos en todo tipo de maquinaria para poder realizar la limpieza más fácil, explican que para eliminar la grasa adherida a los azulejos comienza por pulverizar una solución de agua, jabón y amoniaco. Después, frota y aclara con una bayeta y seca con un paño.

Quitar la grasa de los muebles

Si quieres quitar la grasa que se produce en los muebles. Primero debes vaciarlos y comienza por limpiar el interior con agua y jabón si están lacados, y añade amoniaco o vinagre de limpieza si son de melamina. No te olvides de secar muy bien los armarios después de limpiarlos.

Limpiar encimera de mármol

El mármol es un material natural, resistente, duradero y elegante. La encimera de mármol es perfecta para cocinas clásicas, pero puede mancharse con facilidad.

Para limpiar este material puedes usar la mezcla de bicarbonato y agua. Deja actuar 10 minutos y retira esa mezcla con un paño húmedo. Si la mancha se resiste, te aconsejamos que repitas el proceso varias veces.

Quitar la grasa de las lámparas

Para eliminar la grasa y el polvo de las lámparas usa un producto desengrasante o una mezcla de agua y amoniaco al 50%. Intenta escurrir la bayeta para que no moje las lámparas y seca después.

Limpiar el microondas

Mete un vaso con un poco de zumo de limón y, programa el microondas a máxima potencia, durante un par de minutos. Con este truco conseguirás ablandar la grasa y la suciedad incrustada.

Después, usa un estropajo para retirar la suciedad de las paredes y deja la puerta abierta para que se ventile.

Acaba con la cal de los grifos

Para eliminar la cal y los gérmenes de los grifos, usa un poco de vinagre y, para que brillen, opta por un algodón impregnado de alcohol.

Limpiar el suelo

Para quitar la suciedad del suelo, puedes mezclar una cucharada de bicarbonato en cinco litros de agua templada. Aplica esa mezcla en las manchas y deja actuar unos minutos.