El Mercado Global
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Elementos necesarios para el cultivo de la marihuana

shutterstock_1429408847(FILEminimizer)

Existen ciertos elementos en nuestra sociedad que son un completo y absoluto tabú… y la marihuana es uno de ellos. Cuando cualquiera de nosotros piensa en marihuana, piensa en personas colocadas, fumetas o violentas. Pero pocos saben que la marihuana tiene más propiedades de las que se imagina… y que, además, necesita una forma de cultivo especial y específica para su correcto desarrollo.

Y es que cada planta es diferente… pero la marihuana necesita una serie de elementos que, sin ellos, tardará mucho en crecer, ¡o no crecerá!

 

Contradictoriamente a lo que todos piensan… la marihuana no es totalmente ilegal

La marihuana como tal es una droga blanda. Es una planta que todos conocemos muy bien, en forma de estrella de cinco punta, de hojas gris-verdosa y de hojas y flores secas. Por cierto, proviene de la planta del cáñamo, y la realidad es que no tiene muy buena fama entre las personas en ninguna parte del planeta. Sin embargo, estoy convencida de que muchos sentimos una increíble curiosidad ante los efectos que provoca en el organismo.

Vayamos por partes: la marihuana es ilegal… pero es legal en ciertos aspectos. No es tan ilegal como tú te piensas, pero sí es cierto que existen prácticas con ella totalmente ilegales.

Según la Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana:

  • El consumo en sí mismo (no obligado, por supuesto) es legal siempre y cuando sea en espacios privados o clubs cannábicos. Pero hemos de tener en cuenta que el consumo de marihuana en la vía pública sí es completamente ilegal, y puede causarnos una buena multa de 601€ (si es la primera vez que te pillan, si no, puede ser mayor).
  • El cultivo de marihuana es legal… siempre y cuando este cultivo no sea visible desde la vía pública. No me preguntes por qué, imagino que es para no dar ideas al resto del mundo y que, de repente, entremos en una barriada con plantaciones de marihuana por todas partes. Eso sí, el cultivo debe tener fines de autoconsumo, cualquier sospecha de que sea usada para la venta o con fines lucrativos puede ser denunciado… y, como registren tu casa y lo confirmen, te va a caer una buena.
    • Pero déjame aclararte algo: realmente, plantar marihuana en España no es legal… pero existen ciertas contradicciones legales en las que podemos ampararnos si nos descubren. Si nos amparamos en los artículos 18 y 22 de la constitución (el derecho a la intimidad y al de concesión, respectivamente), no pueden decirnos nada… porque nos permiten cultivar en ser nuestra casa o en consumir en clubs y asociaciones.
  • Contradictoriamente con lo que piensas, la posesión de la marihuana sí es legal. Pero, siguiendo la línea anterior, siempre y cuando esté en espacios privados o clubs cannábicos… y siempre que no supere el tope máximo permitido de posesión, porque tener una cantidad elevada puede dar a entender que no la quieres para consumo propio, sino para la venta. Has de saber que si vas por la calle y te pillan con marihuana encima, puede caerte desde 601€, si es tu primera vez, hasta 10.400€, si eres reincidente y no se considera falta grave (porque si, encima, se considera falta grave, puede ser mucho mayor y conllevar cárcel).
  • Déjame aclararte algo: comprar marihuana sí es ilegal. Anda, ¿y cómo puede ser legal su consumo, pero ilegal su compra? ¿Cómo lo consigo, entonces? A través de asociaciones que, a través de un pago mensual, nos cedan semillas previa explicación de toda la ilegalidad y su consumo en España. O a través de GrowShop, que son tiendas especializadas en su venta, pero con su respectiva modificación como para que su compra no provoque una hecatombe a nivel mundial. Extraño… pero cierto. Ten cuidado, la compra de esta sustancia conlleva sanciones muy elevadas… e, incluso, cárcel. Y la venta, todavía conlleva más repercusiones en sí mismas.

Si quieres echarle un ojo a las sanciones que puedes sufrir con la posesión y sustancia de la marihuana, echa un vistazo a la página del Ministerio de Sanidad.

 

Vayamos a temas más interesantes: ¿qué necesito para planta marihuana?

Cada planta (tomate, cebolla, patatas, rosas, claveles…) tienen unos requisitos que necesitan ser cumplidos para que crezcan completamente sanas. No solo hablamos de cosas como la temperatura, la humedad, el agua, el sulfato de la tierra, la cantidad de sol que reciba… (que, por supuesto, son importantes), sino los materiales que usemos en ellas para otorgarles todo cuando necesitan para su correcto desarrollo.

Lo primero que has de saber es que existen, en el ámbito de la marihuana y del cánnabis, una cantidad enorme de tipos de semillas, cada una con sus características y sus necesidades. Por lo tanto, el primer consejo que voy a ofrecerte es que te dejes asesorar por alguien que sepa mucho del tema. De hecho, aquí puedes leer sobre los tipos de semillas que existen… así como los efectos que producen cada una de ellas.

 

¿Qué necesito?

-Si vas a plantar en exterior, la climatología perfecta. Si te decantas por el interior… armarios de cultivo. Te invito a pensar en los armarios de cultivo como los invernaderos pequeños y controlables de cualquier tipo de planta actual.

La temperatura, la humedad, la lluvia, el sol… son elementos realmente difíciles de controlar y de predecir, y totalmente diferentes de una región a otra. De hecho, muchas semillas deben ser plantadas en cierta época del año para que florezca como merece. Con los armarios de cultivo, puedes plantarlas cuando te apetezca.

En un armario de cultivo (que son como carpas controladas) se utilizan sistemas de cierre y guardado para que no se filtre constantemente la luz o la humedad. De esta forma, la luz que reciben las plantas siempre es la misma y está totalmente controlada.

-Evidentemente, necesitarás los artilugios más importantes: macetas, tierra, fertilizante, semillas… pero esto lo necesitas con cualquier planta del mundo, ¿no es así?

¿Qué sucede? Que la marihuana es una planta muy quisquillosa y tiquismiquis, y va a necesitar de ciertas comodidades para crecer bien a gusto. Necesita unas vitaminas específicas, una cantidad de agua concreta, una cantidad de luz adecuada… para cada tipo de semilla existente. Por lo tanto, vas a tener que informarte realmente bien de la semilla que compres para que puedas ofrecerle todo lo que necesitas.

Pero, claro que sí, puedes comprar fertilizantes, ¡que hay muchos en el mercado!, vitaminas, y un largo etcétera, para otorgarle a la tierra lo que le falte para que pueda crecer bien a gusto.

-Lo más importante de una planta es el sol… y la cantidad de luz que reciban. Y, aunque en la mayoría de las que existen bastan con ponerlas al sol o en interior, con una planta de marihuana no funciona estas mismas técnicas.

Por ello, existen en el mercado todo tipo de focos y de potencias. De esta forma, seleccionas la que más le interesa a tu planta y consigues darle la tonalidad, la cantidad de luz y la distancia adecuadas. Porque, por supuesto, las plantas de marihuana habrá veces que necesiten una luz más intensa, y otras una luz más clara. A veces, necesitarán una luz más directa y potente, y otra más lejana y sencilla. Y todo esto has de consultarlo con alguien que sepa del tema, porque es algo muy laborioso y difícil de averiguar por ti mismo.

-Pasamos a los extractores de aire. ¿Por qué? Porque un aire estancado en la habitación puede hacerles mucho daño a las plantas de marihuana y enfermarlas. Sí, también enferman y pueden morir. Por lo tanto, también es necesario que, si cultivas en interior, instales extractores con la potencia y la fuerza necesarias para que el aire se renueve constantemente… con el cuidado necesario de que no expulse al exterior el característico olor de la marihuana, porque puede delatar lo que estamos haciendo. Suele usarse en los armarios de cultivo, y muchos vienen adaptados a contener el olor para que este no salga a la calle… que es lo que necesitamos.

-Otra cosa sumamente importante son los deshumificadores y los humificadores. Esto es así porque cada semilla necesita un porcentaje de humedad concreto… y crecer con una cantidad innecesaria (ya sea en exceso o en deficiencia) puede hacer que nuestra planta enferme a tal punto de que la perdamos, incluso. Por lo tanto, haciendo uso de un medidos de humedad más el humificador o deshumificador específico que necesitemos, controlaremos a la perfección la humedad en nuestra sala de cultivo y la salud de nuestra planta.

-Con tanto aparato conectado en las salas de cultivo puede llegar a peligrar la salud de nuestra instalación eléctrica. Porque, por si no lo sabes, un exceso de humedad o un sobrecalentamiento repentino pueden ser realmente peligrosos para nuestro hogar. Por lo tanto, otra cosa importante para nuestros sistemas de cultivo de marihuana son las resistencias eléctricas.

En Nugar Resistor nos explican que un aparato de resistencia eléctrica es imprescindible en un circuito eléctrico, y que sirve para oponerse al paso de corriente de un sistema eléctrico, de forma que nuestro circuito no sufra de sobrecargas. De esta forma, un circuito con altas conexiones está protegido y no podemos en peligro la instalación.

 

Como ves, los aparatos eléctricos son super importantes en el cultivo de esta planta

Solo has de saber qué tipo de semilla tienes, cómo debes mimarla… y consultar a un especialista en el sector. Y, por supuesto… hacerlo con cabeza, porque los efectos de esta planta pueden ser realmente peligrosos para nosotros.