Las emisoras y walkies son una alternativa fiable

Las emisoras y walkies son una alternativa fiable

Muchas veces, cuando escuchamos o leemos “walkie talkie”, solemos acordarnos de cuándo éramos pequeños y nos comunicábamos de esa manera. Lo mismo seguro que te sucede cuando hablamos de emisoras, aunque en esta ocasión, también pensarás en otras emisoras como las de la policía o radioaficionados.

No son pocas las personas que piensan que ambos aparatos ya no se utilizan o si lo hacen es mínimamente.  Pues no es así.

Los Walkies siguen muy vivos

Como nos aseguran los profesionales de MilWalkies, ellos siguen teniendo infinidad de clientes que llegan a su tienda buscándolos para poder utilizarlos en labores como vigilancia, caza, fuerzas armados o para excursiones a la montaña.  Hablamos de modelos de alta tecnología y prestaciones, con los que podemos comunicarnos de forma rápida y segura.

Los hay de muchos tipos, pues las frecuencias comprenden desde la banda UHF a la VHF, así como bandas ciudadanas o hasta canales náuticos. No olvidemos que los walkies profesionales en algunos casos necesitan licencia de radioaficionado, pero también hay otros destinados al ocio que se pueden usar sin necesidad de sacarse licencia.

Hay modelos en el mercado de lo más variado, así como marcas que tienen algunos que resisten polvo y agua, con carcasas de gran durabilidad y que proporcionan un elevado rendimiento, además de poder utilizarse para muchos usos siendo siempre fáciles de manejar y dándonos una comunicación de buena calidad.

En la actualidad hay modelos de lo más avanzado, que nos permiten la comunicación usando nuestra voz en grupos donde se encuentran varias personas, de tal manera que todos van a poder escuchar el mensaje que emitamos. Para que funcionen, el dispositivo se va a conectar mediante conexión Bluetooth a nuestro Smartphone.

Emisoras

Las emisoras móviles en el pasado, tuvieron a los funcionarios y militares, como primeros usuarios, al igual que medios de transporte. Eran sistemas que utilizaban la transmisión de una sola dirección en vez de las de dos direcciones. Los ferrocarriles utilizaban comunicaciones de frecuencia media para contar con más seguridad.

Las emisoras móviles de ahora consisten básicamente en un transceptor de radio que está en una sola caja y un micrófono que tiene un solo botón de pulsar para poder hablar. Cada una de las instalaciones viene también con una antena montada en el vehículo que se conectará al transceptor gracias a un cable coaxial.

Hay modelos que tienen altavoz externo que es independiente y puede ser colocado y orientado de cara al conductor de tal forma que supere el ruido del ambiente cuando conduce.

Los instaladores deben situar este equipo de tal forma que no interfiera con el techo solar del coche, el sistema electrónico de administración del motor, etc.

En el mundo marino se suelen usar mucho esta clase de emisoras, las de VHF marinas, que son fáciles de instalar en espacios limitados, con un display de matriz de puntos que es fácil de leer, interfaz de usuario de lo más intuitiva, y buenos altavoces. Son herramientas que cumplen una labor de lo más importante en un mundo tan duro y exigente como es el marítimo.

Recuerdos del pasado, pero utilidad presente

Está claro que la mente suele llevarnos al pasado cuando se habla de este tipo, esas navidades donde eran, en el caso de los walkies especialmente, uno de los regalos más demandados. Básicamente los queríamos para hablar con nuestros hermanos o amigos.

Algunos de ellos no pasaron más que de ser considerados juguetes, pero algunos han seguido valiendo a pesar del pasar de los años. Son tecnologías que han sabido reinventarse, y utilizar todo lo bueno de la tecnología para hacerse aún más útiles para el gran público.

Se puede encontrar, desde una emisores walkie-talkie hasta un conectar de antena y todo tipo de elementos para utilizar de la mejor de las maneras los walkies y las emisoras.

Este buen momento, ha hecho que algunos padres, llevados por la melancolía o por la petición de sus hijos, hayan pensado en comprarse unos walkies o emisoras o hacerlo con sus hijos, una magnífica idea, pero eso sí, siempre siendo conscientes de lo necesario de comprar un equipo adaptado a nuestras necesidades de verdad.

De nada vale comprar un equipo profesional o avanzado, si luego lo queremos para usos básicos y al revés. Por este motivo, lo mejor que podemos hacer es solicitar asesoramiento a los especialistas del ramo. Ellos sabrán qué es lo mejor para nuestro caso y así evitaremos gastarnos más de lo debido o comprar algo muy inferior que no tarde en desilusionarnos.

Deja una respuesta