Lo que te puede ocurrir si no cumples con las normas

Lo que te puede ocurrir si no cumples con las normas

Vivir en una sociedad supone respetar unas normas. Si no estás dispuesto a hacerlo, ya sabes que te tienes que ir a una isla desierta o a un pueblo de la montaña donde estés tú solo. Pero ten claro, que tarde o temprano, tendrás que asumir el cumplir alguna norma. Y en el mundo de las empresas también pasa lo mismo. La finalidad es que todos cumplan con todas las normativas a las que están obligados por su sector de actividad. Ahora bien, siempre se puede hacer de una manera fácil, rápida, y con total seguridad, para que puedan estar  tranquilos y dedicarse a lo que de verdad les importa, su negocio.

Las normas

Protección de datos

Cualquier empresa se tiene que adaptar a la nueva ley de protección de datos. No te puedes hacer una idea de la gran cantidad de datos que manejan las empresas en sus bases. Por eso, hay que saber “hacer una adaptación a la normativa de protección de datos, proporcionamos un servicio integral de protección de datos para empresas y autónomos”, nos explican desde Adaptium. Estas empresas se encargan de todo en nombre de su cliente, desde Alta de ficheros ante la agencia española de protección de datos, redacción de documentos de seguridad, adaptación de cláusulas contractuales a la normativa de protección de datos y cualquier asesoramiento relacionado con la LOPDGDD que el cliente necesite.

De esta manera se preocupan por el servicio, y por eso disponen de atención continua, para ello dispone de un apartado en la página web de la consultoría de adaptación a la ley de protección de datos LOPD y RGPD dedicado sólo para ti, donde cualquier duda o cambio en la estructura de la empresa que afecte a la estructura de datos personales, los clientes, lo podrán notificar con un solo click.

En caso de ser una empresa obligada a nombrar un Delegado de protección de datos (DPD-DPO) puedes también de disponer de la figura del delegado de protección de datos que le asesorará y realizará toda la adaptación y seguimiento personalmente y realizando todas las medidas que exige la ley.

También pueden realizar la elaboración de los contratos de prestación de servicios, cláusulas de confidencialidad y secreto. Ellos te enviarán telemáticamente para su firma digital a todos sus proveedores, asesoría, y trabajadores, así como a todas las empresas y personas obligadas; para que no tengas que preocuparte de este trámite.

Prevención de riesgos laborales

Otro de los aspectos que las empresas tienen que tener controlado es la prevención de riesgos laborales. Son muchas las actividades que se realizan en las empresas y que pueden provocar un riesgo. Hay que evitar la siniestralidad laboral, que en España lamentablemente sigue estando muy alta. Para ello, hay que conocer una serie de normas.

El servicio de prevención en riesgos laborales da apoyo a las empresas en su obligación de garantizar la adecuada protección de la seguridad y la salud de sus trabajadores, para ello se realizan algunas actuaciones. Por ejemplo, la  evaluación inicial de los riesgos, el asesoramiento en PRL, la entrega del manual de prevención de riesgos, la formación obligatoria en riesgos laborales y el seguimiento y mantenimiento anual.

Normativa económica

Si hay alguien que está siempre al acecho es Hacienda. Por eso, las empresas tienen que tener mucho control con la normativa económica vigente que hay en cada momento. Incluso ya sabes que puede cambiar dependiendo de la zona en la que tributes. Por ejemplo, hay que establecer las políticas y procedimientos de prevención BC-FT. Luego diseñar e implementar las medidas de control interno. Por supuesto, elaborar los manuales de prevención y efectuar análisis de riesgos. No es la primera vez que algún gerente de una empresa acaba en la cárcel por culpa de problemas con el fisco.

Hostelería

Las empresas que se dedican a la hostelería también tienen que adaptarse a una normativa. Por ejemplo, es obligatorio la declaración de alérgenos (leche, huevos, gluten, frutos secos…) Las empresas que no cumplan con las técnicas de autocontrol en materia de seguridad alimentaria marcadas en la normativa europea 1169/2011 se enfrentan a sanciones que van desde los 5.000€ a los 600.000€ (Ley 17/2011). También está la manipulación de Alimentos, que es necesario para trabajar en cualquier sector relacionado con la alimentación (fabricación, elaboración, envasado, almacenamiento, transporte, venta,…)

¿Qué te ha parecido? Ya te has dado cuenta de que para una empresa es esencial cumplir con la normativa. Por eso, lo mejo res ponerte en manos de profesionales que te puedan asesorar.

Deja una respuesta