¿Qué cepillo de dientes eléctrico debemos comprar?

¿Qué cepillo de dientes eléctrico debemos comprar?

Cuando tenemos que enfrentarnos a tener que elegir un cepillo de dientes, los modelos eléctricos son una alternativa cara frente a los tradicionales, pero con algunos extras de lo más interesantes para la salud bucodental. El caso es que temas como la ficha técnica o las opciones, nos pueden complicar más la elección del más adecuado.

Desde Tecnocepillo creen que en el mundo actual, no solo de los cepillos, también de la salud dental, siempre es útil tener una serie de conocimientos para saber cómo se pueden elegir los mejores cepillos y así aumentar nuestra salud dental.

Las recomendaciones de los dentistas en la comparativa entre cepillo manual o eléctrico

En el momento en que pensamos en adquirir un cepillo dental, solemos estar ante la típica duda de si elegir uno eléctrico o manual.  El caso es que si los usamos bien, no suele haber demasiadas diferencias entre uno y otro.

Los estudios dicen que los modelos de rotación/oscilación dan algunos resultados mejores que el clásico cepillo manual cuando se trata de eliminar la placa o que se reduzca la inflamación de las encías.

Realmente, los beneficios de utilizar el cepillo eléctrico van a tener que ver más con el confort más que con la propia eficacia. No en todos los cepillos eléctricos vamos a poder encontrar todas estas ventajas. Los que utilizan sensores de presión van a evitar dañarnos las encías o el esmalte debido a una alta presión.

Cómo elegir un cepillo eléctrico

En el caso de que decidas adquirir un cepillo eléctrico para lavar tus dientes, lo mejor es decidirte por el modelo mejor del que puedas sacar ventaja en el caso del cepillado manual. Entre todas esas ventajas tenemos que tener en cuenta la posibilidad de poder intercambiar los cabezales, siempre dependiendo de lo que se quiere lograr para potenciar la limpieza de nuestros dientes.

Algo que debes saber es que no todos los cepillos eléctricos tienen la misma potencia. En la categoría de los cepillos eléctrico se pueden diferenciar dos clases dependiendo de la tecnología que usemos, los de rotación y los sónicos y ultrasónicos. Una de las principales diferencias la tenemos en la forma en cómo se produce el movimiento de los mismos.

¿En que nos tenemos que fijar antes de adquirir un cepillo eléctrico?

No solo en la tecnología de su funcionamiento, también hay unas cuantas características que se pueden tener en cuenta si queremos hacer una buena compra.

Un apartado importante es el sistema con el que se recarga y la propia autonomía. Los cepillos eléctricos pueden llegar a funcionar con pilar o baterías recargables. En estos últimos podemos ver cómo existen distintos sistemas, tanto de carga como bases, los cuales pueden valer para uno o varios cepillos. Así como fundas de viaje que pueden también cargarse.

Igualmente, también tienen importancia los modos de cepillado. Los cepillos eléctricos se pueden elegir en distintos tipos de uso, unos son generales y otros más específicos para limpiar las encías, la lengua o el propio blanqueamiento dental.

Algo que no tiene mucho que ver de manera directa con el propio funcionamiento de los cepillos es tener en cuenta el precio, la variedad y los recambios que van a tener compatibilidad con nuestro cepillo, porque de todo esto va a depender la vida útil del modelo y las posibilidades a la hora de usarlo.

Algunos de los modelos más completos tienen sensores, conectividad y diversas funciones realmente avanzadas que son de lo más destacado en los modelos de gama alta. Estas funciones son las que permiten monitorizar y personalizar nuestro cepillo, tanto en cuanto a los modos de cepillado como en el color de algunas de las luces que vienen incluidas.

Si vamos a las funciones más importantes de los cepillos eléctricos en el mercado tenemos las siguientes:

Sensores de presión

Se han ido incorporando a los cepillos y con ellos se puede detectar si estamos cepillándonos de manera agresiva con las encías. En este sentido, vamos a depender del modelo que tengamos, pues los hay con avisos con luz, otros acústicos o donde se reduce la velocidad de funcionamiento de tal manera que se evitan las lesiones o las molestias en el cepillado.

Detectores de posición

Son los que tienen mayores avances y los más completos, los cuales incluyen una serie de sistemas que incluso saben porque zona te estás cepillando. Toda esta información vale a la hora de cubrir las zonas de la boca y que se optimice el propio cepillado.

Bluetooth

Estos modelos tienen una aplicación desde la que podemos monitorizar las pautas de cepillado, el tiempo y demás datos cuantificables.

Deja una respuesta