La logística, un factor diferencial en el nuevo mercado ‘postcrisis’

La logística, un factor diferencial en el nuevo mercado ‘postcrisis’

Dicen que las crisis económicas transforman las sociedades de un modo radical, que existe un antes y un después muy diferenciados y que quien opera del mismo modo después de un periodo así tiene todas las papeletas para arruinarse. Aunque es posible que esta situación no se cumple en la totalidad de los casos, la verdad es que el cambio que está sufriendo nuestro país y sus modelos de negocio invita a pensar en que es mejor realizar algunos ajustes y cambios en nuestro modo de operar.

El ecommerce es uno de los aspectos en los que más ha cambiado la sociedad en los últimos años. Antes, pocos eran los valientes que decidían hacer sus compras por Internet. No lo concebían como algo seguro. Pero la situación se ha transformado por completo. Según ha informado el diario La Vanguardia, su crecimiento es imparable como consecuencia de que las transacciones de productos y servicios online alcanzaron una facturación de unos 24.185 millones de euros, lo cual supone un crecimiento de más del 20% con respecto al año anterior.

El crecimiento del ecommerce está cambiándolo todo. Para empezar, está posibilitando que las entregas se realicen en un periodo cada vez inferior, lo cual está obligando a las empresas a que realicen una mayor inversión en contratación inmologística, esto es, en inmuebles dedicados al almacenamiento de sus productos. El portal web blogdelogistica.es informaba el 15 de mayo del año pasado que se estaba produciendo todo un récord de contratación en logística, tanto en lo relativo a almacenes como en lo relativo al personal encargado del trabajo habitual en dichos almacenes.

Hoy en día, el trabajo en un almacén y en logística requiere que todo esté perfectamente mecanizado y que se trabaje de un modo eficaz y eficiente. El ritmo es frenético, el tiempo de las entregas es cada vez menor y hay que adaptarse a las nuevas máquinas y sistemas cada vez más rápido para cumplir con los plazos. Según nos han contado desde Stock Alpha, un operador logístico de la Comunidad de Madrid, todos estos cambios son los principales responsables de que muchas entidades necesiten cada vez más servicios relacionados con la logística.

La logística es un factor clave dentro de la empresa, sea cual sea y se dedique a lo que se dedique. Dentro de ella se engloban cuestiones como el transporte, el almacenaje, la manutención o la distribución de la empresa. Es decir, la logística es algo así como el aspecto organizativo de una empresa, o lo que es lo mismo, la clave que hace posible que todo se encuentre bajo control y que no se produzcan desbarajustes o descontroles.

Una manera de actuar que se mantendrá durante muchos años

Prácticamente todas las empresas relacionadas con el sector logístico han encontrado la manera de reducir el tiempo y el coste de sus envíos en los últimos tiempos. Esta batalla está siendo la más ardua de todas. Parece como si el tiempo de entrega del producto fuera más importante que el producto en sí. Y no va mal encaminada esa teoría, porque los clientes valoran, y mucho, que la empresa que les provee aquello que es de su utilidad lo haga en cuanto menos tiempo mejor.

Comentábamos al principio del artículo que después de una crisis económica suele haber cambios en la manera de realizar el trabajo. El principal cambio que se ha producido después de la crisis que parece que vamos dejando atrás tiene que ver con el factor logístico: ahora, es imprescindible que una empresa dedique buena parte de sus recursos a conseguir que sus entregas se realicen de manera inmediata, algo que no era tan estrictamente necesario hace tan solo una década. Seguro que muchos empresarios que han sobrevivido a las envestidas de la economía durante todos estos años saben de lo que estamos hablando.

Seguro que el futuro prepara más cambios en todo lo relativo a la logística y el transporte. De momento, concentrémonos en lo que tiene que ver con el presente, que parece muy ligado a lo que puede ocurrir de aquí a unos años. Ser capaces de conseguir un método eficaz para almacenar los productos y que estén perfectamente preparados para ser entregados en un periodo reducido de tiempo trae premio: el de la gratitud y la confianza de un ingente volumen de clientes.

Deja un comentario