El Mercado Global
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Dentista: un buen asesor en salud

shutterstock_2143598659(FILEminimizer)

Cuando una persona piensa en un dentista, automáticamente piensa en una clínica dental a la que se acude para hacerse algún arreglo en una pieza dental. Tenemos tan asimilado que a un dentista se va cada vez que nos duele la boca que no nos planteamos qué otras funciones puede tener un odontólogo, además de la más común.

Esto es muy frecuente no solo en el ámbito de la salud bucodental, sino que fácilmente se extiende a todos los tipos de trabajo que se expanden a nuestro alrededor. Estamos tan acostumbrados a mirar las cosas de forma general que no nos interesamos por saber más allá de todo lo que, en un principio, podría parecer.

¿Qué es exactamente un dentista?

Vale, paso a paso. Según una página especializada, y cito textualmente, “El odontólogo se encarga de mejorar la salud bucal de la población. A través de una sólida formación médica, diagnostica y trata a los pacientes sobre afectaciones relacionadas con los dientes, las encías, el tejido periodontal, los maxilares o las articulaciones implicadas. Puede ejercer su profesión dentro de un equipo de salud y desarrollar acciones multidisciplinarias coordinadas con otros profesionales de la salud, como la oncología o la cirugía”.

Te habrás parado a pensar que la definición hace referencia a un “odontólogo” y no a un “dentista”. La realidad es que los términos «odontólogo» y «dentista» se utilizan indistintamente para referirse al profesional de la salud dental que se encarga del diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades dentales y de la boca en general. Un odontólogo es un dentista. Pero la gente de a pie lo conocemos mejor como dentista.

Has de tener en cuenta de que, además del tratamiento de enfermedades y afecciones dentales, los dentistas también se ocupan de la prevención de problemas dentales mediante la educación sobre prácticas de higiene dental y la realización de exámenes y limpiezas regulares de los dientes y las encías. Es decir, que no has de esperar a estar muriéndote por un dolor de muelas para ir al dentista, también te convendría hacerte revisiones anuales, limpiezas o exámenes para asegurarte que todo va bien y de que tus dientes no están enfermando.

Los dentistas pueden trabajar en clínicas privadas, hospitales, centros de atención médica, consultorios dentales y otros entornos relacionados con la salud. Para convertirse en dentista, se requiere una formación académica rigurosa que incluya estudios de pregrado en ciencias de la salud y una formación especializada en odontología.

¿A qué otros oficios, además de una clínica, puede aspirar un odontólogo?

La odontología es una rama de la medicina que se centra en el diagnóstico, prevención y tratamiento de enfermedades y trastornos del sistema oral y dental. Algunas de las salidas profesionales más comunes para los odontólogos incluyen:

  1. Clínica dental privada: Muchos odontólogos trabajan en su propia clínica dental privada, donde pueden ofrecer servicios de atención dental preventiva, restaurativa y estética. Es decir, puedes o trabajar para una clínica dental ya establecida… o trabajar por cuenta propia formando tu propia clínica.
  2. Hospital público o privado: Algunos odontólogos trabajan en hospitales públicos o en privados, donde pueden tratar casos más complejos, como traumas faciales o infecciones graves. Las clínicas son casos más generalizados, pero a los hospitales suelen acudir personas con problemas de salud más serios, incluso en ámbito oral.
  3. Docencia e investigación: Muchos odontólogos trabajan en universidades e instituciones de investigación, donde pueden realizar investigaciones y enseñar a futuros profesionales de la odontología. No todo se basa en ser médicos, también puedes dar clases a la nueva generación de odontólogos.
  4. Industria dental: Los odontólogos también pueden trabajar en la industria dental, donde pueden desempeñar roles en investigación y desarrollo, ventas, marketing, educación y formación. La investigación, además, es un importante paso para toda la humanidad, porque, gracias a ella, tenemos tantos avances médicos como hoy. Por lo tanto, en la odontología nunca deja de ser importante que se siga investigando.
  5. Salud pública: Los odontólogos también pueden trabajar en organizaciones de salud pública, donde pueden desempeñar un papel clave en la prevención y el tratamiento de enfermedades orales y dentales en comunidades desfavorecidas o en países en desarrollo. La ayuda a países tercermundistas ( a las personas más desfavorecidas de nuestro país) son muy necesarias en todos los ámbitos… pero, en salud, es mucho más importante que cualquier otra ayuda.
  6. Odontología forense: Los odontólogos forenses trabajan en colaboración con la policía y los investigadores forenses para identificar restos humanos y determinar la causa de la muerte mediante el análisis de los dientes y la boca. Es menos común, pero igual de interesante que trabajar en una clínica cualquiera.
  7. Odontología deportiva: Los odontólogos deportivos trabajan con atletas para prevenir y tratar lesiones orales y dentales, así como para mejorar el rendimiento deportivo mediante la optimización de la salud oral. Y, debido a que España es un país muy deportista, hacen mucha falta.
  8. Ortodoncia: Los odontólogos especializados en ortodoncia se centran en el diagnóstico y tratamiento de los problemas de alineación dental y mordida, utilizando técnicas como los brackets y la ortodoncia invisible. Es un dentista mucho más especializados en este proceso que la mayoría.
  9. Periodoncia: Los odontólogos especializados en periodoncia se centran, sobre todo, en el tratamiento de las enfermedades de las encías y los tejidos que sostienen los dientes, como la periodontitis.
  10. Odontopediatría: Los odontólogos pediátricos se especializan en el cuidado dental de los niños, desde la atención preventiva hasta el tratamiento de trastornos orales y dentales específicos en la infancia. Y, teniendo en cuenta el rechazo tan enorme que tienen los niños (y no tan niños) al dentista, ¡son muy necesarios!
  11. Odontología estética: Los odontólogos especializados en estética se centran en mejorar la apariencia de los dientes y la sonrisa mediante procedimientos como blanqueamiento dental, carillas y coronas. En consecuencia a la baja autoestima que puede establecerse debido a una mala salud dental, la odontología estética ha experimentado un buen auge estos últimos años.

Además, un dentista también puede ser un buen asesor en salud

Los asesores de odontólogos también existen, aunque no lo sepas, y son tan necesarios como cualquier otro asesor. Sus funciones son muy amplias, pero muy necesarias:

  • Consultoría: Los asesores de odontólogos pueden brindar asesoramiento y consultoría a las clínicas y consultorios dentales sobre temas como la gestión de prácticas, la optimización de la eficiencia y la mejora de la calidad del servicio al paciente. Es decir, se encargan de asesorar a las clínicas para que estas brinden su mejor servicio.
  • Formación y educación: Los asesores de odontólogos pueden proporcionar capacitación y educación a los odontólogos y su equipo en áreas como la atención al paciente, el uso de tecnología dental avanzada y la mejora de habilidades clínicas. Es decir, pueden ofertar cursos para especializar a los odontólogos actuales.
  • Ventas y marketing: Los asesores de odontólogos pueden trabajar para empresas dentales y ayudar en el desarrollo de estrategias de ventas y marketing para promover productos y servicios dentales a los odontólogos y sus pacientes. Por lo tanto, son una gran ayuda para captar a clientes potenciales de todas las edades.
  • Investigación y desarrollo: Los asesores de odontólogos también pueden trabajar en empresas dentales en el departamento de investigación y desarrollo, ayudando a desarrollar nuevos productos y tecnologías dentales. No solo asesoran, sino que ayudan en procesos de investigación.
  • Gestión de proyectos: Los asesores de odontólogos pueden trabajar en proyectos especiales dentro de la industria dental, como la planificación y construcción de clínicas dentales, la implementación de tecnología dental avanzada y la mejora de la eficiencia operativa en clínicas dentales existentes.

En resumen, los asesores de odontólogos pueden desempeñar un papel importante en la industria dental, brindando asesoramiento y apoyo a los odontólogos y las clínicas dentales en áreas como la gestión, la educación, el marketing y la investigación y desarrollo.

Beneficios de contar con un asesor de odontología

Los expertos de Polident – Drs Lozano y López están de acuerdo con nosotros en que los asesores odontólogos son muy necesarios en todos los ámbitos mencionados. Y esto es así porque, contar con la ayuda de un odontólogo profesional al que poder acudir cuando tengamos dudas, trae consigo una serie de ventajas indiscutibles que ellos nos han expuesto para que vosotros podáis comprenderlas mejor:

  1. Ahorro de tiempo: Los asesores de odontología pueden ayudar a los odontólogos y al personal de la clínica dental a administrar su tiempo de manera más efectiva, lo que puede reducir el estrés y mejorar la calidad de vida de los profesionales.
  2. Mejora de la rentabilidad: Los asesores de odontología pueden ayudar a las clínicas dentales a identificar oportunidades de mejora en áreas como la facturación, la gestión de inventario y la optimización de procesos, lo que puede mejorar la rentabilidad y la viabilidad financiera de la práctica.
  3. Adaptabilidad a los cambios: Los asesores de odontología pueden ayudar a las clínicas dentales a adaptarse a los cambios en la industria dental, como la introducción de nuevas tecnologías y técnicas, lo que puede mejorar la capacidad de la práctica para mantenerse actualizada y competitiva.
  4. Reducción de riesgos: Los asesores de odontología pueden ayudar a las clínicas dentales a identificar y mitigar riesgos legales y de cumplimiento, lo que puede reducir el riesgo de litigios y multas y mejorar la seguridad de los pacientes.
  5. Mejora de la reputación: Al mejorar la calidad del servicio, la eficiencia y la experiencia del paciente, los asesores de odontología pueden ayudar a mejorar la reputación de la clínica dental en la comunidad local y atraer nuevos pacientes.

 

Ahora, ya sabes a quién puedes acudir si, como odontólogo, necesitas una guía o una ayuda.