El Mercado Global
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Los principales tipos de piscinas del mercado

shutterstock_2123838983(FILEminimizer)

Con la llegada del calor a todo el mundo le apetece de vez en cuando darse un buen chapuzón. Y por ello, el sueño de muchas personas es poder contar con una piscina propia en su hogar. Si estás pensando en instalar una piscina en tu vivienda este artículo te interesa porque vamos a explicar los principales tipos de piscinas y conocer las características y ventajas de cada una de ellas.

  1. Piscinas de hormigón

Las piscinas de hormigón son una opción popular y duradera. Se construyen utilizando una estructura de acero reforzado y se recubren con una mezcla de hormigón. La ventaja de este tipo de piscina es que se puede personalizar en términos de tamaño, forma y acabado. Además, su durabilidad permite que sean construidas para resistir condiciones climáticas adversas. Sin embargo, la construcción lleva más tiempo y requiere un mantenimiento periódico para evitar problemas como la formación de grietas.

  1. Piscinas prefabricadas

Las piscinas prefabricadas son una alternativa interesante y más económica en comparación con las de hormigón. Estas piscinas están fabricadas y se instalan en el lugar deseado de manera rápida y sencilla. Están disponibles en una variedad de formas y tamaños estándar, y su instalación es relativamente rápida. Sin embargo, su personalización es limitada en comparación con las piscinas de hormigón.

  1. Piscinas de agua salada

Las piscinas de agua salada se han convertido en una opción cada vez más popular para aquellos que desean disfrutar de un chapuzón refrescante durante los meses de verano. A diferencia de las piscinas tradicionales con cloro, estas utilizan un sistema de cloración salina que ofrece numerosos beneficios tanto para la salud como para el mantenimiento de la piscina.

“Las piscinas de agua salada destacan porque producen menos irritación, requieren menos mantenimiento, son más cómodas para el baño y también más respetuosas con el medio ambiente”, explican desde Alati Oceánica, empresa especializada en sacos de sal para piscinas.

  1. Piscinas de fibra de vidrio

Las piscinas de fibra de vidrio son una opción popular debido a su instalación rápida y su bajo mantenimiento. Estas piscinas están hechas de un molde prefabricado de fibra de vidrio y resina. Se instalan en el lugar deseado y se caracterizan por su superficie suave y resistente a las manchas. Aunque su forma y tamaño están limitados a los diseños preexistentes, ofrecen una opción asequible y de larga duración.

  1. Piscinas desbordantes

Las piscinas desbordantes, también conocidas como piscinas de rebosadero o infinity pools, son una opción elegante y visualmente impresionante. Son ideales para aquellas personas que desean una experiencia de piscina única, con una estética impresionante y lujosa. Porque estas piscinas se caracterizan por su diseño especial en el que el agua fluye sobre uno o varios bordes, creando un efecto de desbordamiento en el que el agua parece extenderse hacia el horizonte, creando la ilusión de una piscina infinita.

El diseño de una piscina desbordante implica una estructura especial en la que se construye un canal de rebosadero en uno o varios lados de la piscina. El agua que llena la piscina fluye continuamente hacia estos canales de rebosadero, donde se recoge y se devuelve a la piscina o se desecha. Esta circulación constante de agua crea el efecto visual de que la piscina se fusiona con el paisaje circundante o con una vista panorámica, como el océano, un lago o un valle.

  1. Piscinas desmontables

Si buscas una opción temporal o no deseas realizar una construcción permanente, las piscinas desmontables son ideales. Estas piscinas están hechas de materiales como PVC o acero y se pueden montar y desmontar fácilmente. Vienen en una variedad de formas y tamaños, desde pequeñas piscinas inflables para niños hasta piscinas más grandes y estructuradas. Son una opción rentable y portátil, pero es importante tener en cuenta que su durabilidad y resistencia pueden no ser comparables a las piscinas permanentes.

No obstante, para que las piscinas desmontables duren más de una temporada estival hay que realizar mantenimiento. Si no sabes cómo mantener tu piscina desmontable te recomendamos leer este artículo de la revista Micasa, ya que dan algunos trucos y consejos efectivos.

En definitiva, estos son los principales tipos de piscinas que se pueden encontrar en el mercado. Apostar por un tipo de piscina u otro depende de las necesidades de cada persona, el espacio disponible y sobre todo del presupuesto. Y es que la diferencia de precio entre una piscina tipo infinity y una desmontable es abismal. Así como también hay que tener en cuenta el mantenimiento.

 

Scroll al inicio