Crece la venta electrónica de sal para el mantenimiento de piscinas en España

Crece la venta electrónica de sal para el mantenimiento de piscinas en España

La tecnología es, quizá, el elemento que podría definir a esta época de la vida como única. Su desarrollo bien podría ser el hecho que marque la diferencia entre dos periodos históricos, algo así como la Revolución Francesa entre la Edad Moderna y la Contemporánea. La influencia de la tecnología es tal que ya nadie se imagina la vida tal y como era hace solo un par de décadas. Ha cambiado todo: los modelos de ocio, la manera de trabajar… y también la manera que tenemos de comprar y de acceder a los productos y servicios que son de nuestro interés.

Se empieza a acabar eso de ir a una tienda físicamente y comprar. Ahora, las mejores exposiciones se realizar en páginas web y redes sociales. Se empieza a acabar, también, eso de llamar por teléfono para solicitar un servicio. Ahora, la manera más rápida de que lo obtengamos es solicitarlo a través de las mismas vías. La sociedad ha cambiado y, con ella, lo hemos hecho todas y cada una de las personas que la conformamos. Y por eso no nos imaginamos una vida como la que teníamos, sin ir más lejos, en el año 2003 o 2004.

Una página web como lo es Statista informaba de algunos de los datos que rodean al comercio electrónico en nuestro país. Según esta fuente, el volumen de negocio de esta actividad, solo en España, es de 3.819 millones de euros, una cantidad absolutamente increíble de dinero que ya equivale a un porcentaje importante del PIB. Además, la web apunta que dos tercios (algo más del 67%, para ser más exactos) de los internautas compra por Internet y que las ramas de actividad que más facturaron en este campo fueron las de los electrodomésticos, la imagen o el sonido.

En los últimos tiempos, hay servicios y productos que se está poniendo de moda adquirir a través de Internet. Uno de los más habituales es el que tiene que ver con la instalación y el mantenimiento de piscinas en el hogar. Según una noticia publicada en el portal web eltiempo.es, en España, principalmente a causa de nuestro clima, hay una piscina por cada 40 ciudadanos, lo que provoca que ya haya más de un millón de estas instalaciones repartidas a lo largo y ancho de nuestro territorio. Y son cada vez más los propietarios que, a fin de instalarlas y mantenerlas, confían en la ayuda que les puede proporcionar Internet para encontrar al proveedor adecuado.

Uno de los productos que más se está poniendo de moda a la hora de mantener cuidada una piscina es el que tiene que ver con la sal especial para el tratamiento de estas instalaciones. Se trata de uno de los productos que más se solicitan a través de Internet. Es algo que nos han indicado recientemente los profesionales de Humanes Guillén Eurosal, que nos indican que, es en especial durante la primavera cuando la clientela, a sabiendas de que se acerca el verano, decide empezar a adecuar su piscina.

Un servicio todavía más demandado durante el pasado verano

El verano pasado fue, quizá, el más especial de todos cuantos hemos vivido a lo largo de nuestras vidas. Las restricciones a la hora de entrar a una piscina municipal, o incluso el cierre de muchas de ellas, hizo que la gente dependiera más de las piscinas que tiene en casa. Y eso contribuyó a que el servicio dedicado a la provisión de sal para el tratamiento de piscinas creciera de una manera bastante interesante. Como hemos apuntado, la mayoría de las personas a las que les hacía falta sal para la piscina la solicitó vía ecommerce.

Teniendo en cuenta que este año va a seguir existiendo peligro de contagio puesto que no todo el mundo va a estar vacunado contra el coronavirus, no nos cabe la menor duda de que va a seguir existiendo una cierta dependencia de las piscinas que no son municipales y que se encuentran en un domicilio particular. Sin duda, es clave no bajar la guardia con las medidas restrictivas en espacios públicos para evitar contagios y muertes. De lo contrario, podemos seguir teniendo problemas en materia infecciosa.

Lo que es evidente es que, de una u otra manera, disfrutar de una piscina en verano es algo que prácticamente todo el mundo considera básico para combatir el calor y también para disfrutar al máximo de nuestras más que merecidas vacaciones. También es evidente, en otro orden de cosas, que la tecnología ha venido para quedarse y que va a seguir marcando un antes y un después en la vida de millones y millones de personas. Desde luego, conviene sacar rédito de todas y cada una de las ventajas para las que se ha diseñado. No nos vamos a arrepentir en absoluto porque nuestra vida será más sencilla.

 

Deja una respuesta