La tecnología, una necesidad para hacer más efectivos los sistemas sanitarios

La tecnología, una necesidad para hacer más efectivos los sistemas sanitarios

Siempre que se recuerda la canción que apunta que “tres cosas hay en la vida: salud, dinero y amor”, se suele prestar atención especialmente al dinero y al amor, dejando de lado un concepto como lo es el de la salud, que solo valoramos cuando la dejamos de poseer. La verdad es que es una situación injusta. La salud es uno de los asuntos más importantes y que más tenemos que cuidar en nuestra vida y ‘pasar’ de ella no es la mejor manera de garantizar que nuestro futuro vaya a ser el mejor.

Potenciar los sistemas de salud ha sido una de las prioridades de muchos países en todo el mundo, sobre todo ahora que el coronavirus ha dejado su sello en cada rincón de este mundo. Lo que está claro es que, para resolver cualquier tipo de asunto que tenga que ver con la salud de la población, un elemento como lo es la tecnología tiene que ser utilizado hasta la extenuación. Gracias a esa tecnología tenemos muchas opciones de resolver un problema. Y eso puede no solo ayudar a la gente a sentirse mejor, sino a salvar vidas. ¿Hay algo que pueda ser más importante?

Un artículo muy interesante que fue publicado en la página web Portafolio indicaba cómo la tecnología se ha puesto al servicio de la salud y cómo la automatización de procesos y servicios ha dado como resultado una mejora en la calidad de vida de los pacientes y ha transformado todos los sistemas y servicios de salud en el mundo. La verdad es que la contribución de la tecnología ha sido clave para la resolución de una mayor cantidad de problemas y eso va en beneficio de todos y de todas. Así que podemos celebrarlo, pero no por mucho tiempo, que hay que seguir trabajando en que la tendencia siga creciendo.

Fijaos hasta qué punto puede ser importante la tecnología en la salud que hasta, en nuestro país, se ha aumentado de una manera considerable el presupuesto de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) dentro del ámbito sanitario. Ese crecimiento fue, según la página web Con Salud, de un 4’78%. Se trata de una evolución que viene siendo paulatina y que no cabe la menor duda de que genera una mayor capacidad para que las personas puedan estar perfectamente informadas de todo aquello que tenga que ver con la salud pública.

Es importante que todas las entidades que tengan relación con la salud pública refuercen su apuesta por la tecnología en dos sentidos. Por una parte, tienen que reforzar la tecnología con la que corrigen y operan todos esos problemas de salud que puedan tener las personas que hasta ellas acuden. Por otro lado, tienen que reforzar sus canales de comunicación, que hoy más que nunca dependen de la tecnología. Estas dos líneas de actuación son las que han seguido los profesionales de este centro de estética en Salamanca cuando han reforzado sus tratamientos con láser y, al mismo tiempo, su presencia en el mundo digital a través de su página web y las redes sociales.

Una necesidad imperiosa como negocio y para la sociedad

Apostar por la tecnología solo trae beneficios a las entidades relacionadas con el sector sanitario en tanto en cuanto permite hacer más efectivos sus procesos. Esto es de una importancia bastante grande en los tiempos que corren. La fiabilidad lo es todo y lo cierto es que ser capaces de resolver un problema con eficiencia y eficacia es lo único importante si, siendo una entidad de índole privada, queremos que nuestros pacientes vuelvan a la consulta en cuanto tengan un problema.

Por otor lado, la apuesta por la tecnología desde el segundo de los ámbitos que comentábamos, el de las TIC, es importante para que la sociedad permanezca informada de cuestiones relacionadas con la salud que le puedan llegar a interesar por cualquier motivo. Es evidente que este tipo de tecnología ha gozado de un papel muy importante durante los últimos meses para confirmar y desmentir cuestiones que tuvieran que ver con la propagación del coronavirus. Las TIC han tenido una importancia muy grande en todo lo que llevamos de pandemia.

No nos cabe la menor duda de que todo lo que tiene que ver con la tecnología sanitaria, que ha crecido de una manera exponencial en los últimos años, va a seguir mejorando de cara a los próximos años. Es lo bueno que podemos conseguir de la tecnología: que solo cabe esperar que mejore, nunca que empeore. Y una ayuda así, para todo lo que tiene que ver con la salud, es vital. Nadie debe separar la salud de la tecnología y viceversa. Es la mejor manera que tiene el ser humano para garantizar su seguridad y su calidad de vida.

Deja una respuesta