Llega la nueva ley de protección de datos

Llega la nueva ley de protección de datos

Dicen que los datos son el nuevo petróleo. Muchas empresas pagan una gran cantidad de dinero a otras para lograr tus datos. ¿Qué hacen con ellos? Pues saber todos tus gustos para posteriormente usarlos en las famosas cookies. Sin embargo, en los últimos años se ha realizado una cruzada contra este tipo de acciones. Incluso el Gobierno ha sacado una nueva ley de protección de datos, que seguro que crea polémica. Te vamos a contar en qué consiste.

La ansiada Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales (Ley 3/2018, de 5 de diciembre) ya está aquí, es la que viene a sustituir a la ya obsoleta Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, en un intento de armonizar la normativa nacional a la europea y actualizarla a los retos que entrañan la globalización y la evolución tecnológica. Y es que ya es el momento de que se actualicen todas estas cuestiones. El objetivo principal es evitar las peligrosas prácticas de cesión de datos, en línea con el trabajo realizado por el legislador europeo.

En los últimos años, las empresas han hecho un gran esfuerzo para adaptarse al innovador y riguroso texto europeo durante los meses precedentes. Sin embargo surgen muchas dudas respecto a lo que implica la nueva ley. Son muchas las empresas que han acudido a gestorías y asesorías laborales donde han sido instruidos. Trámites Fáciles Santander reconoce que surgen muchas dudas todavía entre las empresas. ¿Serán válidas las medidas que ya han adoptado las empresas para adaptarse al Reglamento Europeo de Protección de Datos o han de adecuar sus políticas al nuevo texto legal? En definitiva, ¿ambos textos son complementarios o la ley española sustituye en algunos aspectos al Reglamento Europeo de Protección de Datos?

Un pequeño esfuerzo

Los empresarios no deberán realizar gran esfuerzo para adecuarse a la nueva ley si ya se habían adaptado al RGPD, salvo alguna pequeña actualización, como lo que respecta a políticas internas en materia laboral respecto al uso y tratamiento de los datos personales de trabajadores.

Otros aspectos importantes como la evaluación de impacto o el deber de informar a los usuarios quedan perfilados legalmente, elevándose así a categoría normativa las recomendaciones que ha ido publicando con regularidad la Agencia Española de Protección de Datos desde la entrada en vigor del RGPD. Además, en lo que concierne a la publicidad e información comercial, el Responsable del tratamiento deberá informar de los sistemas de exclusión publicitaria existentes a todo aquel que manifieste su voluntad de que sus datos no sean tratados para la remisión de comunicaciones comerciales.

Es recomendable, por tanto, buscar asesoramiento de expertos en la materia, que aseguren una adaptación ágil y que no cree dificultades añadidas a nuestro trabajo diario, evitando las posibles sanciones y otorgando una seguridad a clientes y proveedores que podrá ser exigible en muchos casos.

Delegado de Protección de Datos

Respecto a la figura del Delegado de Protección de Datos (o DPO, por sus siglas en inglés), la nueva ley recoge una serie de supuestos en los que, en todo caso, deberá nombrarse: como, por ejemplo, centros docentes, centros sanitarios, empresas de seguridad privada o colegios profesionales. Además, se establece que el DPO no podrá ser removido ni sancionado salvo en casos en los que actúe con dolo o negligencia grave. En todo caso, aclara la norma que el régimen sancionador (que, recordemos, puede alcanzar los 20 millones de euros o el 4% de la facturación mundial del grupo al que pertenezca la empresa infractora) no será de aplicación al DPO. Además, impulsa el nombramiento de DPO para entidades en las que no fuera obligatorio, al establecer que será un criterio positivo a tener en cuenta a la hora de graduar una eventual sanción.


Videovigilancia

La ley permite al empleador el tratamiento de las imágenes obtenidas mediante videocámaras. Sobre la colocación de cámaras de videovigilancia en el lugar de trabajo para controlar a los empleados hay muchas resoluciones judiciales. La más comentada fue la resolución del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que obligó a indemnizar a cinco cajeras filmadas robando porque no se les informó de las cámaras ocultas.

Como puedes ver, la llegada de esta nueva ley nos servirá para ser un poco más para libres. ¿Qué te parece?

Deja un comentario