Qué tarea cumplen los generadores y cuál es su importancia en la industria

Qué tarea cumplen los generadores y cuál es su importancia en la industria

Mucho se habla de la importancia que tienen los generadores de energía, sin embargo, poco sabemos de ellos los que no somos especialistas. Tener esta información es fundamental no solo porque estos pueden ser una opción útil para la energía doméstica, sino porque tienen una función fundamental en la industria.

Para poder entender cuál es la tarea de un generador, es necesario poder definirlo, por ello hemos contactado con los responsables de la empresa Bonanza Motor, fabricantes de generadores de energía que pueden explicarnos con mayor sencillez un concepto que puede ser bastante complicado.

Para resumir un poco, un generador es una máquina eléctrica rotativa que trabaja en la transformación de energía mecánica a energía eléctrica. Esto se logra gracias a la interacción de los dos elementos principales que componen este artefacto: la parte móvil llamada rotor, y la parte estática que se denomina estator (también puede encontrarse como estátor).

Ahora bien, cuando un generador eléctrico está funcionando, una de las dos partes genera un flujo magnético -ya que este actúa como inductor-, para que el otro componente pueda ser transformado en electricidad -actuando como elemento inducido-. Hay diferencias entre los generadores eléctricos según el tipo de corriente que producen. Partiendo de esto, podemos clasificarlos en dos grandes grupos de máquinas eléctricas rotativas: los alternadores y las dinamos.

  • Los alternadores son los encargados de generar electricidad en corriente alterna, en este caso el elemento inductor es el rotor y el inducido el estator.
  • Las dinamos generan electricidad en corriente continua, por el contrario, al caso anterior, el elemento inductor es el estator y el inducido es el rotor.

Tipos de generadores eléctricos

Ya hemos hablado un poco de qué son los generadores, ahora bien, es fundamental entender que no todos los generadores funcionan de la misma manera, ya que su desempeño depende del tipo de trabajo que realice. Si se está planteando la utilización de generadores eléctricos para alimentar determinados equipos, es importante que se defina cuál es la necesidad que este va a cubrir.  Esto porque existe una oferta muy diferenciada, y para diferentes tipos de necesidades. Algunos de los generadores que pueden encontrarse en el mercado son:

  • Generadores mecánicos: Este tipo específico de generador recurre a la energía mecánica para poder funcionar. Suelen ser los generadores más comunes en el sector industrial y son también los que aportan (en relación con los demás), una capacidad de transformación de energía más elevada; por lo general se les conoce por ser los más eficientes y diversificados. Las empresas industriales normalmente utilizan este tipo de generadores por los beneficios que le aportan a largo plazo.
  • Generadores térmicos: En este tipo de generador se transforma la energía proveniente del calor (conocida como energía térmica) en eléctrica.
  • Generadores químicos: Estos son los responsables de convertir la energía química en energía eléctrica para alimentar diferentes equipos. Es decir, transforman la energía que se genera en las diferentes reacciones químicas en energía eléctrica.

Dentro de esta clasificación es importante destacar un tipo de generador de energía que se ha popularizado en la última década, por ser la opción más amigable con el medio ambiente, este es el generador solar. La definición de este tipo de generador es exactamente la misma que en cualquier otro tipo, la gran diferencia es el origen de esa energía.

Los generadores solares en lugar de utilizar elementos como la gasolina o el gasoil, utilizan paneles solares para captar la energía del sol, esta energía es almacenada en una batería.

Así, cuando hablamos de que este tipo de generador es amigable con el medio ambiente, nos referimos a aspectos como:

  • La energía fotovoltaica o solar es energía 100% limpia. Esto se debe a que en su proceso no hay emisiones contaminantes de CO2, lo que lo convierte en una opción maravillosa si se trata de una empresa comprometida con el medio ambiente. Otra gran ventaja de este tipo de generador, es que son mucho más silenciosos que los convencionales, por ende, la contaminación sónica es mucho menor.
  • Los generadores solares no tienen partes móviles que deban ser cambiados constantemente, ni son artefactos que necesiten de muchos cable ni combustibles líquidos. Eso tiene como resultado un mantenimiento casi inexistente, una seguridad más elevada para quienes los operan ya que se reducen las posibilidades de accidentes o incendios.
  • Si bien la instalación de generadores solares es más costosa (si se compara con cualquier otro tipo de generador convencional), es una inversión que dará resultados positivos a largo plazo, en primer lugar porque un generador solar siempre será más rentable que uno convencional porque nunca más se deberá invertir en combustible, y en segundo lugar, porque la energía solar es gratuita. Por lo que es una inversión que se paga a sí misma cuando se contabilizan los beneficios económicos que pueden ser invertidos en otras áreas de la empresa.

Clasificación de los tipos de generadores industriales

Si bien todos los generadores que mencionamos en el apartado anterior son funcionales a nivel industrial, hay elementos como la corriente, conexión o combustible, que los diferencian entre ellos. Y como ya hemos mencionado antes, a la hora de elegir es importante tomar en cuenta el tipo de tarea que cumplirá y las necesidades específicas del tipo de industria en la que se desarrollan sus actividades. Estos son:

  • Generadores según el tipo de conexión

Las conexiones de los generadores eléctricos pueden ser fijas o portátiles. Por lo general en el rubro industrial se utilizan mayoritariamente los fijos, esto se debe a que pueden almacenar cargas mayores de energía y trabajar por mucho más tiempo.

Caso contrario al rendimiento que se obtiene de los generadores de conexión portátil. Por lo general este es funcional cuando se trata de labores cortas que no necesitan cargas tan altas. En muchos casos este tipo de generadores vienen como un Kit de transporte con ruedas, lo que significa mayor comodidad a la hora de trasladarlo.

  • Generadores eléctricos según el tipo de combustible

Hay muchos tipos de combustibles que pueden abastecer a la variedad de generadores industriales que existe en el mercado, en este caso nos vamos a centrar en los más utilizados por su alto alcance: el diésel y la gasolina.

Si nos enfocamos en el diésel, podemos resumir que se trata de un combustible fósil más económico que la gasolina, lo que significa un ahorro significativo; sin embargo, este tipo de generador expulsa mucho más humo y hace mucho más ruido que un generador de corriente. Pero hay que destacar que su rendimiento es óptimo, ya que puede trabajar continuamente por periodos largos.

En el caso de la gasolina, este es un combustible que suele tener un costo más elevado, su rendimiento puede alcanzar jornadas cortas/medianas con un promedio de 5 a 8 horas continuas.

  • Generadores a 2t o 4t

Los generadores industriales pueden trabajar con una potencia de 2 o 4 tiempos, esta característica depende del tipo de equipo que sea. El 2T tiene como beneficio que su uso resulta ser más económico que el 4T, aunque produce mucho más ruido consumiendo menos combustible.

La mayor diferencia entre los equipos 4T y los 2T es que la vida útil del primero es mucho más larga, lo que lo convierte en una inversión mucho más rentable para la empresa.

  • Generadores eléctricos según el tipo de tecnología

Los generadores están en constante evolución, actualmente existen las tecnologías Inverter o Avr, estas permiten que el flujo de corriente sea estable, evitando altos voltajes al momento de la distribución de la energía eléctrica. Este avance tecnológico es importante ya que ayuda a que los equipos de producción no sufran daño durante las jornadas de trabajo del generador industrial.

  • Generadores según la salida de energía

Los generadores utilizados a nivel industrial pueden trabajar con una o hasta tres fases, a estos se les denomina: monofásico o trifásico.

Cuando se trata de una empresa pequeña que no necesite alimentar muchos equipos, por lo general se recomienda que utilicen generadores monofásicos, ya que son equipos que suelen necesitar una sola fuente de salida de energía. Mientras que el generador trifásico es el más indicado para empresas que deban cumplir con procesos de producción a gran escala que requieran una alta carga energética.

Importancia del uso de generadores en la industria

Los generadores electicos pueden salvar a las empresas ante imprevistos que le obliguen a detener su producción. Un apagón es un accidente y por ende no se puede programar, por ello, es fundamental que las empresas que quieran tener siempre una opción que les permita continuar sus actividades ante una situación complicada.

Muchos son los casos en los que el proceso de manifactura no puede detenerse, ya que se corre el riesgo de perder la materia prima, por ello es tan importante contar con un sistema que pueda suplir el bajón energético, permitiendo continuar las labores momentáneamente mientras se resuelve la contingencia.

Los generadores energéticos son una solución muy viable para el sector industrial y también para el doméstico, ya que pueden salvar una producción o ayudar a una familia, ante un problema con el servicio eléctrico.

 

Deja una respuesta